LAS MEJORES DECISIONES, LAS MÁS IMPORTANTES, SE TOMAN CON EL CORAZÓN

Elegida-webTomar decisiones siempre es difícil, complicado, contradictorio, arriesgado… pero si no se toman decisiones no se avanza, te quedas anclado sin ir ni para adelante ni para atrás. No quiero ser ese tipo de persona que mira hacia atrás y se da cuenta que no ha hecho nada, que no a arriesgado, que no ha aprendido… quien no es autocrítico no aprende, y quien no aprende no avanza y quien no avanza…

“Las mejores decisiones, las más importantes, se toman con el corazón” Creo totalmente en esta frase porque creo que es el corazón el que marca la diferencia entre lo que hacemos, entre lo que decidimos, entre lo que pensamos… Siempre llega ese instante en que te das cuenta que ha llegado el momento, en que toca avanzar, decidir, caminar… y te das cuenta de que te cuesta mucho, demasiado, dar ese paso porque.. ¿Por qué ? Por las personas, al fin y al cabo son las que hacen que un lugar valga la pena, las que hacen que decidas una cosa u otra…

“La gente que te quiere seguirá ahí” eso esta claro, en eso he tenido mucha suerte, he podido conocer a gente que me ha hecho mejor persona, que me ha enseñado muchas cosas, que me ha hecho llegar hasta aquí. Me costó dejar a la gente de Tudela, a la de Burgos, a la de Madrid… llegué a Mexico con gente que aunque fisicamente no estén acá siempre estas presentes porque, como dice mi padre, “el amor que le tienes a una persona no depende de la distancia a la que esta” y el amor que siento por la gente no depende del lugar en el que se encuentren.

Y por eso me cuesta tanto tomar decisiones ahora, por la gente, por las personas a las que voy a echar de menos, porque después de todo este tiempo se han convertido en una parte importante de mi vida, muy importante, y separarme de ellas va a ser complicado, jodido, triste… A la vez siento que es algo necesario para mi, para mi vida, para todo… cuando lo sienta, lo haré… solo tengo que sentirlo…

A veces me gustaría racionalizarlo todo un poco más y al final acabo haciendo lo de siempre: preguntándome por qué llegué hasta aquí, cuestionándome cada paso, cada objetivo cumplido y me di cuenta de que hay cosas que nunca cambian que es mi sueño. No cambio mi sueño pero ya no quiero que sea como el objetivo o la meta, quiero que mi sueño sea el proceso, que el día a día sea parte del sueño, disfrutar del camino recorrido y no de la meta… creo que en eso me atoro, yo y el mundo, quizás nos educaron con demasiada obsesión por llegar a la meta cuando el chiste es formar parte de la carrera.

Así es, esa es la gran conclusión de todo este texto, choro o como se le llame: quiero disfrutar y aprender del proceso, la meta siempre estar ahí pero no quiero que sea una obsesión. Todo va a su ritmo y me niego a agobiarme con los tiempos. Va a ser todo un reto porque soy medio intensa pero lo intentaré.

 

You may also like

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. LEER MÁS

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close