MIRAR POR EL VISOR Y ESPERAR EL MOMENTO JUSTO

Mirar por el visor y esperar el momento justo, ese instante diferente, que hace que las horas de espera hayan valido la pena. A veces se da, a veces no. En muchas ocasiones esperas demasiado y no ocurre nada… Al principio se crea una frustración, un sentimiento de estancamiento pero con el paso del tiempo te das cuenta que ese estancamiento pasa a ser aprendizaje y las horas de espera son ganancia. Y es en esas horas cuando me doy cuenta de que todo ha valido la pena, cada paso, cada pregunta, cada duda, cada minuto, cada persona en el camino.

Ayer escuchaba que sin pasión nada tiene sentido y, la verdad, no podría estar más de acuerdo. La pasión, algo de lo que todo el mundo habla pero es tan jodido de definir, la pasión… 5 letras que se convierte en la base de muchas vidas, o, por lo menos de la mía. No le encuentro sentido al hecho de hacer algo sin pasión, sin color, sin intensidad, sin corazón. Y así es como me imagino cada día: cada vez que tomo una foto se activa un mecanismo que empieza latiendo y acaba tomando una foto.

+ más